Archivo por días: 09/13/2015

Negligencias con malas practicas y errores humanos

De protocolos medicos y reclamaciones por negligenciaEs evidente, ya desde su definición, la gran diferencia en el significado de una palabra, según quién la intérprete. Los profesionales de la organización establecen que un niño que a menudo llega tarde a la escuela puede tener que realizar tareas que son inapropiadas para el desarrollo, tales como manejar a los hermanos debido a negligencia de los padres. El acceso a la información comprende el derecho de acceder a las informaciones contenidas en actos, resoluciones, actas, expedientes, contratos y acuerdos, así como a toda información elaborada con presupuesto público, cualquiera sea el formato o soporte en que se contenga, salvo las excepciones legales.”; No todos los daños ocurridos en un hospital son consecuencia de una negligencia o error, no hay que olvidar que cuando una persona está en un hospital es por que tiene una patología y los daños que se derivan de la misma pueden no ser causa del tratamiento o de la falta del mismo. Asegúrate de que la lesión se debe a una mala práctica médica, y no a un error humano, en cuyo caso no habrá indemnización alguna.

Dicha especialidad es una de las más complejas que existen en la práctica jurídica, ya que los errores médicos y la mala praxis, en ocasiones resultan difíciles de acreditar. En caso de que a Vd. En caso de reclamación es indispensable seguir unas normas que permitan una defensa jurídica adecuada, así como una actuación del médico ante el juez que inspire confianza y credibilidad. El riesgo de reclamaciones puede reducirse con una adecuada información al paciente, el seguimiento de las guías clínicas, el control de los factores de riesgo, y la adopción de listas de verificación en cada procedimiento invasivo. En caso de complicación o efecto adverso grave debe procederse a dar explicaciones al paciente y a sus familiares, y comunicarlo a la institución donde trabaja y a la compañía de seguros. Si el médico recibe una reclamación, debe comunicarlo a su compañía de seguros para que esta designe el abogado responsable de la defensa jurídica, que asesorará al médico para su comparecencia ante el juez.

Depende de sí mismo. Beneficencia: Todo ser humano merece el bien. No maleficencia: °Primum non nocere”. Contamos con una red de peritos médicos especialistas que examinarán su caso concreto. El informe preliminar del perito/s médico/s, una escrupulosa valoración jurídica de los abogados de este despacho, junto con las consideraciones personales del cliente afectado, serán los criterios a tener en cuenta para decidir la vía de reclamación: penal, civil o contenciosa administrativa. Desde que contacta con nosotros le ofrecemos una orientación inicial que le sirvirá para aclarar sus dudas y orientar el caso de una manera correcta, indicándole los pasos a seguir si quiere denunciar o reclamar una indemnización por negligencia medica, error médico o mala praxis. Nuestros Servicios por Encargo Consulta Jurídica presencial y personalizada con un Abogado especialista, para valorar la viabilidad jurídica y dar inicio a la reclamación de indemnización por Neglidencia Médica.

Consulta Médica presencial y personalizada con un Médico experto en peritajes, para valoración de los daños y secuelas sufridas por el paciente, así como la causa que origina esos daños y la vinculación directa entre ambos (nexo causal). Plazos para reclamar una negligencia médica Para reclamar judicialmente una negligencia médica, debemos determinar primero si la actuación u omisión se produjo en el servicio sanitario público o en el privado. Asimismo si los hechos son constitutivos de delito. Este plazo empezaría a contar, igual que en el caso anterior, desde la ocurrencia de la negligencia médica, desde el fallecimiento del paciente o en el caso de que a causa de esta negligencia médica se cause o agrave una lesión/daño/enfermedad este plazo empezaría a contar desde la fecha en la que cure o estabilice esta lesión/daño/enfermedad. La autopsia judicial suele llevarse a cabo al día siguiente en el Instituto Anatómico Forense, aunque los resultados pueden tardar en estar listos entre dos y tres meses.

En efecto, la definición que hace Atrofia de órganos, lesiones vasculares Como ejemplo Sin embargo, la Asociación Médica Mundial estima que esta declaración debe ser de interés para todas las asociaciones médicas nacionales. El aumento de demandas por negligencia médica puede ser el resultado, en parte, de una o más de las siguientes circunstancias. El progreso en los conocimientos médicos y de la tecnología médica permite que los médicos logren proezas que eran imposibles en el pasado, pero estos logros implican nuevos riesgos que pueden ser graves en varios casos. La obligación impuesta a los médicos de limitar los costos de la atención médica.

La confusión entre el derecho a la atención, que es accesible, y el derecho a lograr y mantener la salud, que no se puede garantizar. El papel perjudicial que a menudo representa la prensa, al incitar la desconfianza en los médicos y cuestionar su capacidad, conocimientos, conducta y control del paciente y al sugerir a éstos que presenten reclamos contra los médicos. Las consecuencias indirectas del desarrollo de una medicina defensiva, producidas por el aumento del número de demandas. Se debe hacer una distinción entre la negligencia médica y el accidente durante la atención médica y el tratamiento, sin que haya responsabilidad del médico. La negligencia médica comprende la falla del médico a la conformidad de las normas de la atención para el tratamiento de la condición del paciente, o falta de conocimiento, o negligencia al proporcionar la atención del paciente, que es la causa directa de un accidente al paciente. Un accidente producido durante un tratamiento médico, que no se pudo prever y que no fue el resultado de falta de conocimiento por parte del médico tratante, es un accidente desafortunado del cual el médico no es responsable. La indemnización de los pacientes víctimas de accidente médico puede ser determinada hasta el punto que no existan leyes nacionales que prohíban esto, por sistemas diferentes si se trata de una negligencia médica o de un accidente desafortunado que ocurre durante la atención médica y el tratamiento.